Manifiesto de la CVX en América Latina

DECLARACIÓN DE QUITO
18 al 21 de mayo de 2013

A las hermanas y hermanos de la CVX Latinoamericana, de toda nuestra comunidad mundial, y a toda la gente de buena voluntad.

Nosotras y nosotros miembros de la Comunidad Latinoamericana y del Caribe de la CVX reunidos en la ciudad de Quito, Ecuador hemos reflexionado sobre el tema ‘’Dimensión Política del Compromiso Social CVX-LA”. Ejerciendo nuestra voz plural y profética queremos manifestar nuestra visión sobre esta fundamental dimensión de la vida humana.

Las y los miembros de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, México, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela, los cuales animados por el espíritu en este tiempo de Pentecostés, queremos compartir con ustedes los frutos de este encuentro de fin de curso: 
  1. Reflexionamos inspirados en nuestros Principios Generales que nos invitan a “trabajar por la justicia, con una opción preferencial por los pobres” y nos proponen “llegar a ser cristianos comprometidos, dando testimonio en la Iglesia y en la sociedad de los valores humanos y evangélicos esenciales para la dignidad de la persona, el bienestar de la familia y la integridad de la creación (PPGG 4) como también a “hacer presente el Evangelio de salvación a todos para servir a la persona y a la sociedad, abriendo los corazones a la conversión y luchando por cambiar las estructuras opresoras.” (PPGG 8) y a “trabajar en la reforma de las estructuras de la sociedad tomando parte en los esfuerzos de liberación de quienes son víctimas de toda clase de discriminación y, en particular, en la supresión de diferencias entre ricos y pobres” (PPGG. 8 d)
  2. Compartimos algunos de los trabajos que surgieron a partir del curso latinoamericano respecto a este tema que convocó a medio centenar de miembros de CVX (entre participantes, tutores, asesores, facilitadores y coordinadores) de los distintos países de América Latina y el Caribe que se han materializado en la publicación “Participación sociopolítica del laicado cristiano: Reflexiones y experiencias desde la espiritualidad ignaciana en la CVX América Latina”, libro que fue lanzado oficialmente con este encuentro.
  3. Juntos constatamos que participamos de un modelo de desarrollo económico que incentiva la competitividad y el individualismo, en el cual los trabajadores más pobres no reciben de manera justa los beneficios de su contribución a la generación de la riqueza. La concentración del poder del dinero, más ligada a la especulación financiera que a la inversión productiva, actúa con fuerza sobre las personas, debilitando la figura del ciudadano y exaltando la del consumidor.
  4. El bien común, razón de ser del ejercicio de la política, se desdibuja en este escenario global de crisis civilizatoria, ambiental y de sentido. La institucionalidad de los partidos se ve debilitada en muchos de nuestros países afectando la realización de los anhelos de las grandes mayorías por medio de la participación cívica. Es un hecho grave que nos desafía a integrarnos con seriedad en este ámbito ciudadano.
POR LO TANTO, acogemos como gracia de Dios, el llamado que nos hace a colaborar en la renovación de la política y en el fortalecimiento de la participación ciudadana, por medio de las instituciones democráticas existentes, en favor de los más pobres. Sentimos el llamado a humanizar evangélicamente las ideologías a las que legítimamente cada uno de nosotros puede adherir, de manera que sus concreciones se identifiquen en sus fines cada vez más con el evangelio del hombre representado en Jesucristo. 

Asumimos como tarea prioritaria para los próximos años el desafío pedagógico de formar y acompañar a nuestros miembros para el compromiso político en todas sus dimensiones y a quienes se sientan motivados por el tema, especialmente jóvenes y personas de buena voluntad de menores recursos, para lo cual nos comprometemos a:
  • Trabajar juntos en la realización de la segunda versión del curso que nos convocó en esta tarea de evangelización 
  • Continuar conectados como grupo de trabajo y reflexión en torno a temas específicos de esta materia que nos ayuden a avanzar en esta misión.
  • Trabajar en colaboración con la Compañía de Jesús para intercambiar saberes mediante cursos de formación en temas de política y sociedad orientados a la formación tanto de nuestros miembros como de quienes, sin ser parte de CVX, compartan nuestra inspiración de evangelizar la política en nuestros países.
  • Creemos que el campo de la incidencia política es un medio para lograr una vida digna a todos los seres de nuestras sociedades. 
Confiamos en que este trabajo será efectivo y vital para nuestra misión de colaboradores en la construcción del Reino de Dios y que contamos con la inspiración del Espíritu Santo que nos invita a estar con los excluidos del actual modelo de desarrollo, con la fe de que el Dios de Jesucristo es el que hace justicia a los pobres. 
Quito, 18 al 21 de mayo 2013.
jas/pe.