27 de febrero de 2014

Guatemala: Proyecto Raíces


Como proyección del lema “Desde nuestras raíces hacia las fronteras”, de la recién celebrada Asamblea Mundial de CVX en Líbano, en la que Guatemala fue admitida como nación miembro de la Comunidad Mundial, y con el asentimiento del V Encuentro Centroamericano de CVX nació el Proyecto Raíces. ¿Cómo? Conscientes de nuestra pequeñez y de los grandes retos a los que debemos responder, inquietos por contestar cuando nos preguntan “y ustedes ¿qué hacen?”, vimos que para responder primero debemos estar muy seguros de ¿quiénes somos?, ¿qué es lo que nos da identidad?, ¿cuáles son esas raíces que nos nutren y nos hacen crecer hacia las fronteras? 

Como comunidad laica ignaciana, miramos hacia nuestros Principios Generales que nos recordaron nuestro ser “cristianos… que desean seguir más de cerca a Jesucristo y trabajar con Él en la construcción del Reino, y que han reconocido en la Comunidad de Vida Cristiana su particular vocación en la Iglesia. Nuestro propósito es llegar a ser cristianos comprometidos… consideramos los Ejercicios Espirituales de San Ignacio como la fuente específica y el instrumento característico de nuestra espiritualidad… Nuestra vocación nos llama a vivir esta espiritualidad, que nos abre y nos dispone a cualquier deseo de Dios en cada situación concreta de nuestra vida diaria… La unión con Cristo nos lleva a la unión con la Iglesia… (que) nos impulsa a una colaboración creativa y concreta en la obra de hacer avanzar el reinado de Dios en la tierra, e incluye una disponibilidad para partir a servir allí donde las necesidades de la Iglesia piden nuestra presencia…” (PG 4 - 6).

Así nació el Proyecto Raíces con el objetivo de tener una profunda experiencia de Ejercicios Espirituales compartida entre los miembros de CVX y con otros laicos en búsqueda de crecimiento espiritual y compromiso apostólico. Aunque en Guatemala durante el año 2014 se ha dejado libertad a cada pequeña comunidad para escoger su propia modalidad de hacer los EE, la mayoría han optado por la experiencia en la vida diaria online. Tomando en cuenta experiencias anteriores nos acercamos al material que José Luis Caravias ha hecho en Paraguay y, para el proceso de iniciación, sobre todo de los nuevos, nos apoyamos en los Itinerarios del Centro de Espiritualidad San Ignacio, de Salamanca, España. El CEN eligió un Equipo Animador del Proyecto y este a su vez formó el Secretariado. Hemos comenzado teniendo encuentros preliminares y enviando cada semana el material para la oración personal. Hemos buscado acompañantes, que a pesar de la buena voluntad de algunos jesuitas y laicos preparados, ha sido lo más difícil. Eso nos ha llevado a escribir algunos suplementos y enviar artículos orientativos. A los que no son miembros de las comunidades CVX, los hemos organizado en grupos de iniciación que deben ayudarse entre sí al discernimiento de la oración, acompañados por otros cevequianos y algún jesuita. En este momento estamos analizando enviar con las fichas diarias la grabación auditiva de las mismas, pues varios nos han dicho que eso les sirve para hacer la oración mientras van o vienen de su trabajo, también pensamos acompañamiento espiritual por skype y abrir un facebook. El Centro de Espiritualidad nos ha ofrecido ayuda para formar acompañantes espirituales. En fin, estamos tomando este año como un laboratorio para descubrir las mejores formas para evangelizar y vivir los EE. Plenamente fiados en el Espíritu Santo y en la creatividad colectiva.

Esta experiencia que comenzó el 26 de enero terminará el 30 de noviembre. La compartimos con las demás CVX de Centro América. En Guatemala participan 3 pequeñas comunidades completas más otros cevequianos, tenemos 6 grupos de iniciación con 41 participantes, con la esperanza que sea el comienzo de nuevas pre-comunidades. Estamos muy contentos y seguros que desde unas raíces bien puestas avanzaremos hacia nuevas fronteras y hacia una mejor CVX.