Comunicado CVX: FORO SOCIAL MUNDIAL SOBRE MIGRACIONES Y PREFORO IGNACIANO




Queridos
hermanos y hermanas de Comunidad Mundial, Latinoamericana y Nacionales, así
como nuestros compañeros y compañeras de espiritualidad Ignaciana:





La CVX, particularmente a través del Grupo Latinoamericano de Reflexión
sobre Migración, fue invitada a participar en el Pre-foro Ignaciano organizado
por la Compañía de Jesús para promover la reflexión desde lo socio-económico,
político, y teológico-pastoral, acerca de las migraciones y el tema del refugio,
y discernir algunas acciones concretas tanto hacia el interior de la Universal
Compañía como entre muchos de sus colaboradores y otros afines. Nuestra
participación en el pre-foro contó con cevequianos de Bolivia, Ecuador, España,
México y el Salvador, y queridos hermanos-as de Venezuela que han estado vinculados
a la CVX.


Fue ésta una iniciativa especialmente oportuna, ya que el pre-foro nos
proporcionó, a la vez, un rico espacio de crecimiento y una excelente
preparación como familia ignaciana para participar enseguida en el IV Foro
Social Mundial de las Migraciones  celebrado en Quito los días 8, 9 y 10
del presente.


Tenemos el propósito de hacerles llegar, a la brevedad posible, un informe
amplio sobre estas participaciones y aun de poder poner en común con todo el
cuerpo apostólico CVX algunas reflexiones acerca de lo que hemos vivido y algo
de los materiales, conclusiones, etcétera.


Por ahora, nuestra moción es a compartirles que la convivencia espontanea y
las reuniones que pudimos tener durante el pre-foro, nos hicieron experimentar
una vez más el agradecimiento por la común vocación que nos hermana de
inmediato –aun sin conocernos previamente-,  por la bendición de haber
vivido la riqueza de la comunidad mundial y por la posibilidad de haber
compartido –como compañeras y compañeros de Jesús- con nuestros
hermanos jesuitas y algunos de sus colaboradores nuestros sueños, posibilidades
y carencias en nuestro afán por el Reino, en particular y muy especialmente
sobre este tema que tanto nos ocupa y nos preocupa por ser de evidente y
prioritaria necesidad en el presente, y por el que, como CVX, hemos apostado a
nivel mundial reconociéndole como urgente prioridad apostólica.


Con mucha alegría les comentamos que hacia y durante el evento posterior:
“el Foro social” optamos por dar un testimonio de visibilidad apostólica
participando activamente en algunas de la comisiones preparatorias
(metodológica, técnica y, desde Sigvol-Ecuador, en el voluntariado para todo el
foro), y organizando y coordinando como CVX, uno de los paneles que llevó el
título “Rostros migrantes:  voces
que construyen  relatos
” que resultó un espacio muy apreciado por
quienes a él acudieron. La asistencia a nuestro panel no sólo fue suficiente
sino nutrida, y respecto a otros podríamos decir que incluso numerosa. 
Fieles a la que ha de ser nuestra manera de proceder, en lugar de presentar un
discurso académico u ofrecer un ámbito contestatario, el de CVX fue un espacio
y un encuentro de vida en el que cuatro cevequianas y un cevequiano presentaron
narraciones de vida de otros y otras tantos migrantes, dando testimonio de su
propio encuentro y relación con ellos, lo que ayudó a todos los presentes a ir
a lo hondo del corazón y desde ahí reflexionar y revivir historias propias que
varios pudieron compartir también.  Concluimos la sesión con un tiempo de
silencio reverente; y muchas opiniones recibidas después en los pasillos u
otros encuentros fueron todas en sentido favorable y con referencias a mociones
sentidas para renovar las  opciones y compromiso hacia la situación de
quienes se ven obligados a emigrar o son desplazados aun en sus propios países…
¡presente estuvo entre nosotros Aquel que casi recién nacido hubo de emigrar
hasta Egipto porque su vida estaba en peligro!


En dicho espacio participaron los siguientes Cevequianos compartiendo su
experiencia profesional, apostólica y de vida: Ana Lucía Torres (CVX Ecuador-
Mujeres madres y esposas que permanecen en una comunidad indígena de Michoacán,
México), María Luisa Urrelo (CVX Bolivia- las transformaciones en los
imaginarios de jóvenes del Alto, Bolivia que anhelan migrar hacia Argentina,
así como la realidad de sus madres que deben migrar para poder sustentar a sus
familias), Lina Moreno (CVX Colombia- El doloroso proceso de desplazamiento
forzado en Colombia, sus efectos en las vidas de hombres y mujeres que sin más
deben huir para salvar sus vidas y quedan en la incertidumbre total), Adelaida
Lacasta (CVX España- La experiencia de los menores migrantes de Marruecos hacia
España. Las rupturas familiares, el difícil y peligroso proceso de migración, y
el encuentro con un espacio de acogida y reintegración en el sitio de destino),
y Mauricio López (CVX, miembro del EXCO, presentando la experiencia de los
inmigrantes mexicanos, sin documentos, de larga data en EEUU, quienes a pesar
de haber entregado su vida en dicho país siguen sintiéndose excluidos,
explotados, desconocidos y perseguidos, pero que tienen su esperanza en sus
nuevas generaciones que no entienden de fronteras México-EEUU).


La experiencia, que habremos de seguir evaluando y profundizando, nos
confirma en la importancia de hacernos presentes y activos en estos
espacios a los que la CVX ha sido enviada para ofrecer, con humildad
desde su modesta pequeñez y al mismo tiempo con parresía y esperanza, un aporte
y un testimonio irrenunciables al responder con grande ánimo y liberalidad al
llamado recibido.


Quienes como integrantes del grupo de reflexión pudimos encontrarnos
durante estos días, tuvimos además algunas sesiones de trabajo:  revisamos
nuestro objetivo y nuestra agenda y pedimos a Ana Lucia Torres asumir el
servicio de la coordinación del mismo, lo que aceptó generosamente. Entre
tanto, les invitamos a visitar las páginas tanto del foro, como del pre-foro,
en las que encontrarán amplia información, así como la de CVX en América Latina.
 Adjunto de éste encontrarán el documento conclusivo del pre-foro, cuya
lectura recomendamos.



Queremos también dejar testimonio de nuestra gratitud a Dios, al ExCo de la
Comunidad Mundial, y a todas y todos quienes hicieron posible nuestra
participación en estos eventos; mencionando de manera muy especial a los
miembros de CVX en Ecuador tanto por su hospitalidad y apertura como por sus
múltiples servicios; por habernos hecho sentir la fraternidad en la
reunión  con el Consejo Nacional y en la Eucaristía del domingo, y por su
presencia y compañía que tanto enriqueció nuestro panel. Y agradecemos muy
especialmente a María Magdalena Palencia de la CVX México quien con mucha
sabiduría logró captar en este comunicado las vivencias del Pre Foro Ignaciano
y el IV Foro Social Mundial de las Migraciones.


Grupo Latinoamericano de Reflexión sobre Migración


CVX América Latina


Quito, Ecuador, a 12 de octubre de 2010