28 de noviembre de 2013

Está sembrada la primera semillla de CVX en Panamá

Reporte especial de Ricardo Bendaña SJ,
 Asistente de CVX en Guatemala

Pensando en laicos y pastores que buscan caminos para seguir más de cerca a Jesús en el mundo de hoy, con esta carta deseo compartirles los resultados de un viaje exploratorio a Panamá. Desde mi pertenencia al “cuerpo apostólico ignaciano religioso”, la Compañía de Jesús, fui a ofrecer y motivar el surgimiento de una modalidad específica del “cuerpo apostólico ignaciano laico”, la Comunidad de Vida Cristiana o CVX. Proyecto que nació hace 450 años y ahora está el plena renovación. Como buen judío errante o jesuita llevé ese producto espiritual al estratégico mercado panameño. Se trataba de una franquicia para laicos con la garantía de su alta calidad espiritual, de incorporación a una sociedad mundial y de ser muy efectivo para el hombre y la mujer actual. 

Clave para entender el buen resultado de esta visita fue que todas las entrevistas las comencé citando al P. Nadal cuando dice que “Ignacio seguía al Espíritu no se le adelantaba. De este modo era conducido con suavidad a donde no sabía. Poco a poco se le abría el camino y lo iba recorriendo. Sabiamente ignorante, puesto sencillamente su corazón en Cristo”

Viajé motivado por la recién celebrada XVI Asamblea Mundial de CVX, en Líbano, en la que convivimos con delegados de casi 70 países, con el P. General, especialistas y asistentes eclesiásticos jesuitas; por la admisión de Guatemala como país miembro de la Comunidad Mundial; por el V Encuentro Centroamericano de CVX; por la visita al Istmo del Vice-Asistente General, Luke Rodrígues y por los buenos aires que soplan en la Iglesia con el primer papa jesuita y latinoamericano, Francisco. Además, me encontré en el festejo de los 500 años de la creación en Panamá de la primera diócesis en Tierra Firme y con un duelo pascual por el reciente fallecimiento de Chendo Torres, jesuita panameño y “cura de a de veras”. Así llegué adonde hice mi magisterio, el Colegio Javier, en su nueva sede, entre la selva y la Ciudad del Saber. La comunidad jesuitas y los amigos panameños me recibieron con el calor humano y la alegre generosidad que siempre los ha caracterizado. 


¿Qué encontré? 

  • La buena fortuna me acompañó desde el primer día. Al preguntarle a Chema Andrés, rector y delegado nacional del provincial, con qué jesuita podríamos contar para iniciar el camino CVX en Panamá, me dijo que con él mismo y que las puertas del colegio estaban abiertas. 
  • José De La Guardia, en representación de la Fundación Loyola, un grupo de laicos que desde hace años ha promovido Ejercicios Espirituales y otros cursos de espiritualidad ignaciana con la colaboración de los jesuitas colombianos del CIRE, me recibió con entusiasmo, considerando la necesidad de darle seguimiento o continuidad a los EE en lo que llamamos “la quinta semana”, respondiendo a lo que bastantes ejercitantes se preguntan: y después, ¿qué? La Fundación, en colaboración con otras iniciativas, acepta impulsar la propuesta CVX en Panamá. 
  • Especial entusiasmo y liderazgo hallé con ex-alumnos del Colegio Javier, reforzado por los acuerdos del recién celebrado Congreso Latinoamericano de Ex– alumnos de la Compañía de Jesús, en Medellín, y los 40 años de Servicio Social Javeriano. 
  • Buenas conversaciones y hasta una eucaristía doméstica tuvimos con amigas y amigos quienes con otros jesuitas -Antolinez, Néstor, Mingo, Manfredo y los colombianos J.C. Villegas, J. Jiménez y F. Londoño- han hecho EE. Algunos de estos, de hecho, casi podríamos decir que sin saberlo ya han comenzado a formar comunidades laicas ignacianas o CVX anónimas. 
  • Con el personal administrativo de Fe y Alegría tuvimos una reunión de trabajo sobre el tema. Algunos se interesaron y pidieron más información. 
  • Tuve una agradable y profunda conversación con Fernando Londoño, quien en los últimos años ha dado EE en Panamá. Él fue provincial de Colombia y rector de varias casas interncionales en Roma. 
  • Además, tuve la oportunidad de participar en la casa de retiros Emaús en la apertura de un curso para 26 parejas, organizado por Encuentros Católicos para Novios. Dirigentes pidieron hacer EE en la vida corriente online. 
Después de esta visita exploratoria pasaré la información al Comité Ejecutivo Mundial de CVX (Ex-Co) para que continúe el diálogo con los interesados, les envíe material y los acompañe en sus primeros pasos. Regreso seguro que la semilla cayó en buena tierra y que en Centroamérica ya no solo tendremos CVX en El Salvador, Nicaragua y Guatemala.

Agradeciéndoles la atención que han dado a este compartir de esperanzas, recuerdo con el P. Kolvenbach que el jesuita de hoy ya no es solo el hombre para los demás, sino el hombre con los demás y con el P. Adolfo Nicolás que además del trabajo, la teología, la profecía, la ciencia, la solidaridad en estos tiempos hay especialmente demanda de sabiduría.

En síntesis, sabiamente ignorante, he sentido cómo el Espíritu nos conduce con suavidad y abre caminos para que bastantes más puedan “en todo amar y servir”. Su amigo en el Señor,

Ricardo Bendaña AE - CVX Guatemala

Notas: Para el primer semestre del 2014 los Asistentes Eclesiásticos o AE de América Latina hemos planeado un Taller para formar nuevos y nuevas AE de CVX. Posiblemente será en Ecuador. 
También ese año empieza una nueva experiencia presencial y por correspondencia de tres años del Curso de Teología “Magis” para Laicos, organizado por CVX.