Discernimiento sobre Fronteras - MAGIS IV

Este documento (descargar aquí documento completo) presenta las principales líneas de acción que el grupo Magis IV identificó como prioritarias, a partir del proceso de oración y discernimiento que se realizó teniendo como base el material resultante del encuentro conclusivo realizado en el mes de julio 2014 en Lima. 

Se consignan en primer lugar las propuestas que resonaron más para cada una de las fronteras y, a manera de documento complementario, un anexo para cada una, en el cual se especifica la situación actual de la frontera, lo que se está haciendo en el presente y algunas acciones que pueden iluminar la puesta en marcha de las propuestas definidas. 

1. PROPUESTAS FRONTERA POBREZA
  • Apoyar y fortalecer acciones que están actualmente en marcha en LA, haciendo conocer lo que ya se está realizando en este ámbito.
  • Profundizar nuestra colaboración en las distintas obras de la Compañía (Fe y Alegría p.e.), en función de las necesidades existentes en cada país/región. 

2. PROPUESTA FRONTERA FAMILIA
  • Desarrollar un proyecto de investigación en el tema familia para unificar conceptos y contar con una comprensión más amplia de sus necesidades en la actualidad. 
  • Crear propuestas de pastoral que, a la luz del Amor del Señor, den respuesta a la diversidad de la familia hoy. 

3. PROPUESTA FRONTERA JUVENTUD
  • Compartir experiencias y planes exitosos de trabajo con jóvenes en LA, para poder adaptarlos y llevarlos a los contextos locales. (CVX Chile, experiencia de trabajo en Lima, Pastoral Juvenil de los Misioneros del Espíritu Santo (el Altillo en México – Juan Pablo II en Bucaramanga)
  • Revisión y actualización de los planes de formación existentes, adaptando lenguaje y medios, involucrando a los jóvenes en su propia formación, en función de sus temas de interés. Incluir la elaboración de materiales para jóvenes con lenguaje joven.
  • Formación de guías y acompañantes de procesos comunitarios juveniles, (la promoción de jóvenes para éste servicio a sus congéneres es el ideal) y que el adulto se convierta en un referente, un acompañante del proceso, más desde la asesoría, testimonio e iluminación a partir de la experiencia de vida.