Laicos Adultos, por los caminos de Ignacio (JL Caravias sj)


Queridos hermanos de la CVX participantes en la Asamblea Mundial de Beirut en agosto de 2013:

Fue un gozo compartir con ustedes la Gracia que significó estar en Líbano compartiendo la certeza de “estar unidos en un mismo Espíritu”. Fue asombroso sentir, sobre los cerros de Fatka, el aleteo del Espíritu Santo soplando sobre nosotros su alegría y su creatividad. Hinchó las velas de la esperanza, y nos dio energía para avanzar por mares oscuros más allá de fronteras conocidas.

El espíritu de la Asamblea, la belleza interior de cada uno de ustedes engendró en mis entrañas, un nuevo hijo, un nuevo escrito, repleto de esperanzas de madurez. Lo he bautizado como “Laicos adultos por los caminos de Ignacio”. Llevo muchos años acompañando a comunidades laicales ignacianas. Desde el sedimento de tantas experiencias compartidas con hombres y mujeres, a lo largo de mis años de acompañamiento a comunidades laicales ignacianas y en particular a la CVX, brota esta nueva plantita, que despunta brotes de nuevas flores y nuevos frutos.

Siento que Jesús, así como lo hizo antes a sus discípulos, nos encarga a la CVX sembrar sus semillas, tan buenas y tan nuevas, en los lodazales medio podridos de nuestro mundo. La espiritualidad laical ignaciana nos calza zapatos especiales para poder caminar por los nuevos esteros sin hundirnos, y nos capacita para hacer germinar en esas tierras un nuevo tipo de semilla, de la clase que muchos esperan ver y tener en este mundo hambriento y sediento.

La Asamblea Mundial de Beirut hizo de partera que me ayudó a completar y dar a luz este nuevo hijo, que le ofrezco a cada uno de ustedes, y a su familia ignaciana… Es mi regalo personal. Pueden usarlo como crean conveniente. Lo pueden meter en sus redes de Internet, o publicarlo, o traducirlo… Sólo les pido una cosa, que si lo usan, me lo comuniquen para alentar mi orgullo de madre y seguir cuidando así de mis retoños…

José L. Caravias sj
jlcaravias@terra.com
Asistente eclesiástico de la CVX de Paraguay.